Archivo para la etiqueta ‘TRÍO GAY

Steven Spielberg – La guerra de los mundos – Tom Cruise – Cienciología   1 comment

            DIOS EN SU INFINITA SABIDURÍA…

 

            ¡DIOS, fue automático (ya veis lo previsible que soy) escuchar la última frase de la película  “La guerra de los mundos” y saltar como una fiera a encender el ordenador para teclear estas palabras!

 

            ¿Cómo no van a ser unos majaderos y asesinos natos el pueblo norteamericano con semejantes diatribas?

 

            “dios en su infinita sabiduría… mil millones de muertos no pueden ser en vano…

 

            La corta frase pronunciada nos viene a decir que dios inventó las bacterias para que un día estas pudiesen matar a los invasores extraterrestres y así Hollywood pudiese hacer una película sobre el tema que verían con devoción millones y millones de sus descerebrados ciudadanos. Claro que por el camino las bacterias se cepillaron a mil millones de humanos, una nadería.

 

            Ya veis cual es la infinitud de dios que ni siquiera es capaz de tener bajo control a unos bichitos tan pequeños, así que las bacterias se cepillan a mansalva la obra más preciada de dios y el tan ancho.

 

            Será infinito él y su sabiduría… ¡pero es un vago!

 

            También es infinitamente rico (sus templos guardan el mayor tesoro de joyas del mundo) y, sin embargo, no empeña ni una triste gema para salvarle la vida a esta pobre niña.

 

 

            Bueno, después miro otras obras de dios y me congracio con él y con su infinita sabiduría, por eso os voy a poner unos cuantos pollones, magna obra divina (irán en pequeño pero se pueden ampliar).

 

            Como dios sigue siendo infinitamente sabio pues se encarga de que los malos (los extraterrestres de la película por ejemplo) sean feos y los buenos guapos así que estos chulazos que os adjunto tampoco pueden ser malos.

 

            En fin que no es de extrañar que los norteamericanos (con ayuditas, por ejemplo del bigote de José María Aznar) hayan asesinado a cien mil irakíes sin pestañear.

 

            ¿Quién se extraña de que vengan los de otros dioses (alá, jehova..) a invocar tanta sabiduría y tanta carnicería?

 

            Qué fuerte.

 

            ¡ASESINOS! ¿Por quién lo digo, por las bacterias, por los americanos, por los islamistas? La verdad por todos, bueno, no, por las bacterias no.