Adiestrador canino Octavio Villazala – gay   1 comment

NOTA 15 noviembre 2016: Como bien podéis ver en el comentario que tiene este artículo se me recrimina su contenido y después de revisarlo considero que no lo voy a borrar y sí dar algún apunte que pueda hacerlo más comprensible.

SALIR DEL ARMARIO: sintiéndolo mucho este hombre sí ha salido del armario y nos miente (como mínimo sale del armario en este artículo de periódico). En décadas de vida (soy dos años mayor que él) sólo me encontré a una persona que no hubiese salido del armario. Era un crío que a los cuatro años ya se veía perfectamente que era gay y nunca pudo ser consciente de estar dentro. El resto de los nacidos en aquellos años de dictadura, y me temo que aún la mayor parte de los de hoy, se armarizan al instante. No voluntariamente, porque en el armario no decidimos entrar… nos mete a la fuerza la aplastante y tantas veces estalinista mayoría hetero. Si encima has pasado por una temporada hetero (también fue mi caso) ¡A ver cómo haces para decir que eres gay sin salir del armario! Se diga en castellano, gallego o chino, a eso se le llama salir del armario. Lo que pasa es que “humilla” reconocer que has pertenecido a la “casta” de los repudiados y mola más hacer ver que uno está por encima de esas cosas que sólo le pasan a otros. Me recuerda tanto este hombre a un amigo que tuve que miraba con displicencia el activismo gay como si a él le pareciesen cosas de la plebe sometida que no concernían a su alcurnia. Alcurnia que no tenía otra distinción que pensar que él era tan hombre y poderoso que podía ser gay cómo y cuando quisiese sin que nadie le mirase mal ni pudiese pensar de él que fuese lo que identifica esa palabra tan denostada: “maricón” (por supuesto estaba armarizadísimo a tiempo parcial). Sin embargo ya le habían dado una buena paliza por la noche mientras ligaba clandestinamente. Pero no, como en realidad era un pringao como cualquiera de los demás, para creerse que era alguien, no le quedaba otro recurso que mirarnos por encima.

    “Blanco y en botella… leche”. Lo siento pero cualquiera que lea el artículo entiende razonablemente que es el peligro de la muerte (ignoro el tanto por ciento que le habrán dicho los médicos pero él mismo da a entender en sus declaraciones que existía riesgo) el que lo llevó al matrimonio.

   Por otra parte ¿qué interés periodístico hay para este artículo? Yo no veo ninguno. No es sino uno de tantos gays que no parece que en su vida haya movido un dedo por los derechos que ahora parece disfrutar (adopción y matrimonio) y no tiene ni un sólo gesto de salutación o apoyo a quienes se partieron la cara para conseguirlos.

   Voy a ser un poco más incisivo y preguntarme cómo es eso de tener una pareja gay desde hace 19 años y un crío en adopción desde hace 10 ¿Es una propiedad privada que no quieres compartir con tu pareja? ¿Si te hubiese pasado algo en estos últimos años, sin estar casados, habría batalla por la custodia del crío al no tener tu pareja filiación civil contigo? ¿Fue condición para poder adoptar ocultar tu condición de gay? Es un tema lo suficientemente interesante como para que el artículo ahondase en él porque, aunque diga este hombre tanto que lo que desea es la “normalización”, lo que ha conseguido no es que se diga que sea “normal”. “Normal” en el sentido de habitual, no en sentido inverso, “anormal”. La tónica, aún a día de hoy, es el impedimento de la adopción para los hombres gays (emparejados o no). Cuéntaselo sino a tantos que quieren llegar a ello y no hay manera. Sí, la vida de este hombre da para hacer un interesante artículo periodístico pero con las preguntas “bien” hechas si es que se está dispuesto a responderlas con franqueza.

   Por otra parte, que mi estilo de escritura aguerrido y agresivo molesta… pues qué queréis que os diga, como cobardica, me escondo detrás del argumento de pérez reverte que justifica los mismos atributos de sus columnas en La Voz de Galicia (XL Semanal), en que es el estilo del “personaje” que asume para escribir. Desde luego lo que no voy a hacer es censurar la crítica, ya veis que el comentario es duro y no le he puesto ni quitado ni una coma.

   Por cierto, este hombre habla de “normalizar” pero lo hace a cuenta de un acontecimiento nada “normal”. La gente que yo sepa no se casa antes de entrar al quirófano. Chirría un poco.

   A continuación os dejo con el artículo original al que no movido ni una coma.

2016-06-05- La Voz de G- Adiestrador canino Octavio Villazala gay 3      ¡QUÉ QUERÉIS QUE OS DIGA… ME PARECE UN TANTO DISPLICENTE!

            Apuesto 1 contra 100 a que sí salió del armario y seguro que gano. Y luego va y se casa con una ley de Matrimonio que se sustentó en las manifestaciones-fiesta del Orgullo Gay.

            Y me da por pensar que mientras otros nos batíamos el cobre por los derechos que ahora él disfruta, no sería raro que aún tuviese palabras de crítica contra el activismo.

      Por cierto, ya veis en que momento decide casarse…. “in artículo mortis” (o como quiera que se diga el latinajo), puede ser que a el eso del matrimonio le pareciese anticuado y por eso no lo hicieron antes con visibilidad, con grandeza, con orgullo, aunque también puede ser que mientras se sentía “fuerte” físicamente resultase que la “cobardía” fuese su condición natural pero ante una situación desesperada y viéndose en la tumba… qué le podía importar ya las maledicencias sobre su casamiento si, a cambio, podía dejar una pensión de viudedaz a su pareja. Sí, muchos nos acordamos de Santa Barbara cuando truena.

     De cualquier modo lo mejor de la historia es que ahora puede contarlo todo: lo de su cáncer, lo de su homosexualidad (a tiempo parcial, vale) y lo de su matrimonio con un hombre.

2016-06-05- La Voz de G- Adiestrador canino Octavio Villazala gay 12016-06-05- La Voz de G- Adiestrador canino Octavio Villazala gay 2

Publicado 7 junio, 2016 por chistesdemaricones en Sin categoría

Etiquetado con ,

Una respuesta a “Adiestrador canino Octavio Villazala – gay

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Estoy alucinando. Tu problema es que eres gilipollas. Si tanta visibilidad quieres da la cara. Yo soy Oscar el marido de Octavio y me dijeron que accediese a esta página para ver lo que escribía un atontado. Chaval tu no has hecho nada para que nosotros tengamos la vida que nos sale de los cojones porque la normalidad la da la gente normal en su día a día. A quien pretendes dar clases? Ser homosexual no implica ser ni inteligente ni buena persona como bien demuestras. A Octavio ni le comentaré las chorradas que escribes porque tiene cosas más importantes e intersantes en su vida quese la ha currado el y no te de be nada . Eres un chiflado que debería mirarse lo.

    NOTA DEL EDITOR: Bueno que la gente lea, tendrás muchos partidarios (y más en Galicia) porque la condición de tantos es la cobardía y disfrutar del bienestar que otros pelean mientras ellos se quedan tranquilitos en el sofá de su casa. Por cierto soy quien soy, en la columna lateral podrás encontrarme en el primer “tag” que se llama “presentación”. que se llama “presentación” y ahí salgo. No es de casualidad que Galicia lidere los rankins de incultura, insolidaridad, pobreza,… de España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: